jump to navigation

La Leyenda de la Virgen Morena diciembre 3, 2008

Posted by alarblog in Bolivia, México, Perú, Playa, Virgen, Virgen morena.
add a comment


El 12 de diciembre es un día muy importante para México, porque más allá de las raíces religiosas, se celebra por la Virgen de Guadalupe. Es asombrosa la devoción que sienten los mexicanos por su patrona, gran símbolo de su identidad.

Nos cuenta la Historia que a mediados del siglo XVI, el indio Juan Diego caminaba por el cerro cuando escucha un hermoso canto de aves que parecían un celestial coro de niños y luego vio un resplandor y se le apareció ante él una bella mujer morena. Esta mujer le pidió que fuera a ver a Fray Juan de Zumárraga, el Obispo, y le expresara su deseo de que se construya un Templo en su nombre en el cerro del Tepeyac. Juan le comentó el pedido al Obispo, pero éste no le creyó aunque de todas formas le pidió a Juan Diego que le entregue alguna prueba que certifique la aparición.

Juan Diego vuelvió a encontrarse con la mujer y le comentó lo que el Obispo le había pedido, entonces la Virgen le responde que regrese al siguiente día. Lamentablemente el indio no pudo porque se había quedado todo el día junto a su tío Bernardino que estaba a punto de morir, además de salir en busca del sacerdote para que preparara a su tío para la muerte, pero en el camino se le apareció nuevamente la Virgen, quien le dijo que no tenga miedo y que fuera a la punta del cerro a cortar unas flores; un pedido algo ya que en esa época del año no había flores en ningún sitio.

Pero Juan Diego las encontró y las guardó en su manto; regresó y la Virgen las tomó en sus manos y le indicó que le lleve las flores al Obispo, en señal de la prueba solicitada.

Así lo hizo, pero al darle las flores al Obispo y contarle todo lo que había oído y visto, grande fue la sorpresa cuando al desplegar el manto se dio cuenta que las flores no estaban: en su lugar el rostro de la Virgen yacía impreso en la tela. Sin dudar, el Obispo mandó construir un templo en el nombre de la llamada Virgen de Guadalupe, que en esa época también fue conocida como Tonantzin o madre de todos los Dioses.

Al llegar a su casa, Juan Diego pudo presenciar el primer milagro de la Virgen morena: su tío Bernardino se había curado.

El manto además guarda y refleja símbolos realmente interesantes, como por ejemplo: las manos de la Virgen son una más clara que la otra (simbolizando el mestizaje de las razas española e indígena); una cinta amarrada en su vientre en señal de embarazo (ya que era una falta de respeto mostrar el vientre, y para indicar el embarazo se ataba una cinta, de ahí el término “estar en cinta”); el manto estrellado ( reflejando las constelaciones en el horizonte del cerro durante la aparición de la Virgen); o el ángel emplumado (que representa a Juan Diego como mensajero de la Virgen)

Lo más curioso, es que dicho manto es de fibra de maguey, que no debería tener mas de unos 40 años de vida, y sin embargo se ha conservado durante más de 300 años.

Con el tiempo el edificio dedicado a la Virgen evolucionó hasta convertirse en la Basílica de Guadalupe, construida por el gobierno mexicano.

A partir de ese momento todos los 12 de diciembre se concentran en el atrio de la Basílica cerca de 6 millones de personas. El festejo comienza el 11 a la madrugada, se cantan las infaltables mañanitas desde el altar mayor, donde se reúnen algunos de los tradicionales y más populares cantantes del país. Las mañanitas es la canción mexicana que se canta en los cumpleaños y es una forma de acercarse a la Virgen morena y verla como una figura más humana y real.

Posteriormente una gran procesión inicia su recorrido. Una procesión que no se detiene y es casi imposible ver donde comienza y donde termina. También es asombrosa la devoción que sienten los mexicanos por su patrona, la Vírgen morena, gran símbolo de la identidad mexicana.

Anuncios