jump to navigation

ECUADOR: SEMANA MAYOR marzo 25, 2009

Posted by alarblog in Ecuador, fanesca, SEMANA MAYOR, semana santa.
add a comment


Como ocurre en tantos sitios, también en Ecuador la mayor manifestación religiosa se lleva a cabo en Semana Santa.

Pero sí podemos mencionar las costumbres que son particulares en el país equinoccial, tal como tapar a los santos o comer “fanesca”, plato típico para estas fechas, y se trata de una sopa que se sirve caliente, no contiene carne y lleva doce tipos de vegetales, en mención de los doce apóstoles de la última cena. Generalmente se elabora con choclo, arvejas, granos de cebada, suele añadirse bacalao, y se sirve decorado con una banana.

Cada región del Ecuador tiene su propio folklore en estos siete días de celebración, que comienzan con el Domingo de Ramos.

En la zona de Costa, es costumbre vestirse de negro a partir del Jueves Santo y hasta la noche del Sábado Santo.

Al centro y al Sur del país, los balcones y puertas se visten de telas o sedas de color negro.

Las procesiones también suelen tener su particularidad según la región, como por ejemplo en Cuenca se representa a Cristo cargando la cruz, actuación que se hace personificada; en Guayaquil se saca en andas una escultura de Jesús crucificado y se pasea por las calles; o en Quito, con la ceremonia del “Descendimiento”, con la procesión vistiendo túnicas de colores y capuchas puntiagudas como “cucuruchos”, simbolizando los penitentes, siendo un acto público de gran magnitud.

Otro dato curioso es la costumbre de evitar bañarse el Viernes Santo, para no convertirse en pez.

Y así, dándole un tinte religioso e histórico, cada región que se analice dará un ingrediente extra que la haga única e irradie su encanto particular.

Anuncios

Perú: Semana Santa en Ayacucho febrero 19, 2009

Posted by alarblog in Perú, semana santa.
add a comment


Ayacucho es el departamento peruano donde mayor se aprecia el fervor religioso, sobre todo en las celebraciones de Semana Santa, donde se revive la muerte y posterior resurrección de Cristo, llevando a cabo procesiones y misas durante una semana y media.

Los alojamientos de la zona quedan totalmente ocupados ya que recibe la visita de casi 25.000 personas, residentes o extranjeros.

¿Cómo se celebra este acontecimiento?
“Viernes de Dolores” con procesiones por el barrio La Magdalena.

“Sábado de Pasión”, destacándose la procesión del Señor de la Parra y la distribución de hojas de palma en la ciudad, para que al día siguiente.

“Domingo de Ramos”, la gente lleve sus ramos para que sean bendecidos en la misa de la mañana; y por la tarde en la plaza de Armas, hay una procesión con la imagen de Jesús montado en un burro, mientas la gente agita fervientemente sus hojas de palma.

El “Lunes Santo”, por la noche, prosigue con la procesión del Señor del Huerto, que simboliza la Oración de Cristo en el Huerto de los Olivos.

Le sigue el “Martes Santo”, con la procesión del Señor de la Sentencia, que parte de la Iglesia de la Amargura y simboliza la captura de Jesús por los judíos.

El “Miércoles Santo” se representa el encuentro de Jesús Nazareno con la Virgen Dolorosa, San Juan y María Magdalena. Es de las celebraciones más emotivas, Jesús Nazareno y la Virgen Dolorosa se buscan uno al otro por la ciudad, inundados de llanto y dolor. María Magdalena se encuentra con Nazareno, le limpia sangre y sudor y luego busca a San Juan y le comenta que estuvo con Jesús, y así ambos vuelven en busca de la Virgen María para contarle lo sucedido. El momento más emotivo se da cuando la Virgen encuentra a Jesús, su hijo, rememorando el camino al calvario.

“Jueves Santo”, el obispo en la Catedral lava los pies de doce personas pobres sibolizando la humildad de Jesús.

“Viernes Santo”, en las iglesias se lleva a cabo el Sermón de las Tres Horas, y por la noche está la procesión del Señor del Santo Sepulcro, en el que Jesús muere en la cruz y yace en su féretro de cristal , acompañado de la Virgen Dolorosa y los devotos vestidos de luto

“Sábado de Gloria”, día festivo, la gente baila, bebe, hay cohetes, riña de gallos, esperando el “Domingo de Resurrección”, donde Cristo sale de la Catedral, mientras los allí presentes celebran alegremente su regreso de la muerte.