jump to navigation

Chichén-Itzá – Una de las Nuevas 7 Maravillas del Mundo mayo 28, 2008

Posted by alarblog in Chichén-Itzá, Nuevas 7 Maravillas del Mundo.
add a comment

“En la historia de la humanidad se ve que siempre los que tienen más conocimientos han dominado al resto de la población y los Mayas no fueron la excepción”

Entre las nuevas 7 Maravillas del mundo se destaca Chichén-Itzá, es una ciudad arqueológica maya ubicada en el estado mexicano de Yucatán, construída alrededor de los años 435 y 455. Su nombre significa “en la orilla del pozo de los itzáes”.

La Pirámide de Kukulcán, de majestuosa y perfecta construcción, es el monumento más impresionante de Chichén-Itzá, y gracias a sus excelentes proporciones y diseño se la puede admirar a gran distancia. Es sin duda una obra maestra de la arquitectura maya-tolteca.
La misma está sostenida por una base cuadrada de 55,5 m. de lado. Posee nueve cuerpos escalonados y cuatro fachadas ornamentadas con representaciones de serpientes y tigres. Las cuatro escalinatas tienen 91 peldaños cada una, mismos que sumados a la de la entrada del templo superior equivalen a los 365 días del año. Los expertos piensan que es posible que se haya edificado con el fin de adorar al Sol.

“El equinoccio, fenómeno en el que el sol se coloca exactamente por encima del ecuador, provoca que la duración del día y la noche sean exactamente iguales. Esto ocurre dos veces al año, en primavera el 21 de marzo y en otoño el 23 de septiembre”

Los antiguos mayas, observadores por naturaleza, no sólo dedicaron su atención a los astros, sino que se percataron del cambio de las estaciones y se dieron cuenta de la correspondencia de momentos importantes del ciclo agrícola con la posición del sol y los fenómenos celestes, teniendo gran relevancia los días del equinoccio, porque marcaban en la primavera el ciclo de preparación de la tierra para la siembra, y en septiembre el período en que el fruto del maíz ya maduro estaría próximo a recolectarse.

Como sucedió hace más de 1,000 años, el fenómeno del equinoccio en el templo de Kukulcán sigue maravillando y sorprendiendo a sus espectadores: se aprecia el mágico juego de luz y sombra en el templo, creando una ilusión óptica de una serpiente bajando por las escalinatas (ver en la foto en el lateral izquierdo).

Para empezar, las primeras sombras de los cuerpos superiores de la pirámide comienzan a dibujar los triángulos que conforman el cuerpo de la serpiente. Pausadamente la sombra va avanzando hacia la cabeza de la serpiente.

Los espectadores se ponen de pie y levantan las manos al cielo para “absorber toda la energía positiva” que emana este fenómeno.